Verdades y mentiras sobre el uso de las mascarillas

Fuente: Rac1 

Una de las preguntas que más nos hacemos todos estos días es qué mascarilla tenemos que llevar para salir a la calle, para ir a trabajar o en el supermercado o cuánto tiempo la podemos utilizar y si la podemos lavar.

Son muchas dudas que El Món a RAC1 ha intentado resolver con el responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital de Sant Pau, Rafael Padrós.

Según Padrós hay que ir con cuidado, antes que nada, porque hay mucha confusión sobre los diferentes tipos de mascarillas que hay en el mercado y, en algunos casos, se está dando un producto que no es el adecuado.

Corren demasiado mascarillas por el mercado que nos dicen que son de un tipo y no lo son. Es complicado distinguirlas. Hay mucho queso. Nos llegan muchas que nos dicen que son FFP2 y que no cumplen la certificación adecuada

- Rafael Padrós responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital del Sant Pau

Padrós también dice que el miedo a la falta de suministro ha hecho que haya habido un poco de descontrol y añade que se debería haber dado un mensaje claro y "no lo hemos conseguido".

 

Diferencias entre mascarillas

MASCARILLAS QUIRÚRGICAS

"Son las que podemos recoger en la farmacia. Son para un solo uso, de una jornada. Pero si no las utilizamos durante todo el día las podemos utilizar hasta ocho horas. Ya veremos que empieza a deteriorarse. Si no hacemos un uso continuado, la podemos utilizar bastantes días ".

MASCARILLAS CASERAS

Si no podemos acceder a las higiénicas, podemos utilizar las caseras sin problemas y las podemos llevar a diario. No tienen caducidad. Las mascarillas de ahora tienen 24 años de historia, antes todas eran de algodón ".

"Además, hay tejidos que evitan que las partículas de saliva pasen. Por ejemplo, una tela muy buena es la de camisetas deportivas. La ropa de sábana de toda la vida también era muy buena ".

Padrós también desmiente un rumor que corre sobre la efectividad de estas mascarillas: "No es verdad que si no puedes apagar una vela con la mascarilla puesta, ésta sea más segura".

 

Llevar mascarilla no es lo más importante

El responsable de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital de Sant Pau, Rafael Padrós, insiste en que las mascarillas no pueden ir separadas del resto de acciones de seguridad y asegura que se está olvidando el lavado de manos.

No podemos olvidar ventilación, aforos, manos y distancias. La mascarilla nos ayuda pero es el último elemento. Por orden, sería estar en un lugar ventilado, mantener el aforo, lavarse las manos, mantener la distancia y, por último, llevar mascarilla 

Rafael Padrós responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital del Sant Pau