Como se confeccionarán las mascarillas caseras para que sean efectivas

Repasamos las indicaciones del Departamento de Salud y del Ministerio de Sanidad

Fuente: Rac1

Desde el viernes Protección Civil recomienda utilizar mascarillascuando salimos a la calle como medida para prevenir los contagios por coronavirus. Un consejo que no se había hecho extensivo antes porque no se consideraba necesario en caso de personas sanas. Para convertir esta recomendación en una obligación, necesario que lo legisle el gobierno español; por eso la Moncloa está valorando esta medida. De hecho, la necesidad del uso generalizado de la mascarilla para frenar los contagios por coronavius ​​ha generado en los últimos días un debate intenso.

El problema que ha surgido estos días es que mucha gente no tiene acceso a estas protecciones. Como hay que reservar las mascarillas profesionales para el uso sanitario (las FFP2 y FFP3) una de las alternativas es fabricarlas en casa, Pero con las máximas medidas y atención a los consejos de las autoridades para que sean efectivas.

Las recomendaciones de Salud

El Departamento de Salud publicó unas instrucciones a tener en cuenta.

El virus accede al organismo por vía de contacto con los ojos, boca o nariz. Por vía aérea sólo se transmite a una distancia inferior al metro y medio. Para hacer mascarillas caseras, hay que utilizar tejidos hidrófugos, que expulsen la humedad, como toallitas de bebé secadas, pañuelos de lavar las gafas y fundas de almohada.

Los mejores materiales, Porque son más eficientes filtrante, y además se adaptan mejor al rostro son:

* Tela de camisetas 100% de algodón (69% de eficiencia de filtrado)

* La tela de las fundas de almohada (61% de eficiencia de filtrado)

Las pautas del ministerio

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado también una guía con indicaciones para hacer mascarillas caseras, repitiendo eso sí que estas tienen "propósitos sólo higiénicos" y que "no es un equipo de protección individual (EPI) ni tampoco un producto sanitario (PS)". No se pueden utilizar pues en el ámbito sanitario, pero sí son una herramienta para evitar que las gotitas respiratorias de la persona se expulsen y lleguen al aire o en los objetos.

diseño: Debe cubrir nariz, boca y barbilla, asegurando que se ajuste bien con la cara para que no haya fugas (por ejemplo con gomas de ajuste o tiras de atar).

Material: La materia prima utilizada debe ser filtrante, por lo que recomiendan el textil no tejido con un espesor de 0,3 -0,5 mm. Es el utilizado en muchos productos diarios como bolsas de tela o batas, pero aconsejan las gasas convencionales como un material biocompatible con la piel.

fabricación: Deben tener una capa doblada, para que se separe el contacto entre la piel y la parte externa. Se le debe poner dos cintas de algodón elástico u otro material para asegurar que se pueda sujetar bien. El corte y el cosido puede ser con máquinas, con termosellado o manual. El único necesario es que la instalación reúna las condiciones de limpieza necesarias y que la materia prima no se manche ni contamine.

Hay que recordar que las mascarillas sólo son un elemento de protección más, pero es muy importante mantener la distancia de seguridad, las manos limpias y un entorno lo más limpio posible.